sábado, 22 de agosto de 2009

outside the wall

outside the wall by José Badás
outside the wall, a photo by José Badás on Flickr.

Hemos llegado al final, "Outside the Wall". Finalmente Pink derrumba el muro que había construído a su alrededor, dispuesto a empezar a vivir su propia vida por primera vez.

the trial

the trial by José Badás
the trial, a photo by José Badás on Flickr.

Penúltima canción del disco y penúltima foto de la serie, "El juicio". Pink es llevado a juicio por demostrar tener sentimientos humanos¡¡¡¡.

La escena de la película pertenece ya a la historia de la animación. A lo largo de la casi totalidad de la escena se nos mustran a todas aquellas personas que tuvieron importancia en su vida. De manera grotesca, descarnada y obscena se nos va mostrando a la madre de Pink, al juez, a su mujer, el profesor, la mujer del profesor..... a lo largo del juicio. Finalmente Pink es condenado a salir del muro y ser uno más en la sociedad.

La canción es increíble, al más puro estilo de musical; de las más grandes del disco.

stop

stop by José Badás
stop, a photo by José Badás on Flickr.

Pink finalmente "cae de la burra", para entendernos , y se da cuenta de la paranoia que ha estado viviendo en su cabeza decidiendo terminar con ella. En cerrado en su celda del manicomio, que es donde realmente ha estado todo el tiempo, necesita saber si él ha tenido toda la culpa de lo que le ha pasado.

waiting for the worms

waiting for the worms by José Badás
waiting for the worms, a photo by José Badás on Flickr.

En esta canción es donde podemos ver en la película la famosa escena de los martillos desfilando marcialmente; es el nuevo orden impuesto por el fascista Pink a golpe de martillo.

run like hell

run like hell by José Badás
run like hell, a photo by José Badás on Flickr.

Run like hell, continuamos con el Muro. Las huestes del fascista Pink recorren las calles sembrando el terror, violando mujeres que se acuestan con negros, judíos....etc.

in the flesh

in the flesh by José Badás
in the flesh, a photo by José Badás on Flickr.

Finalmente Pink llega al concierto tras haber sido "espabilado" por su manager. Sin embargo este no es el Pink de antes; tras la transformación sfrida en el tema anterior Pink finalmente se ha transformado en un dictador con claras referencias fascistas.

the show must go on

the show must go on by José Badás
the show must go on, a photo by José Badás on Flickr.

Esta es otra de las canciones que no fueron incluídas en la película, sin embargo la letra queda reflejada en la última parte de la canción anterior, "Comfortably numb".


El manager de Pink y demás corte de la estrella lo reaniman con la intención de que se tenga en pie para su concierto. En la película vemos cómo va sufriendo una transformación brutal a medida que lo arrastran por los pasillos del hotel y lo tiran en una limousine, transformándose como una larva en el Pink dictatorial que vemos en canciones siguientes. Todo ello con una estética asquerosilla y gore.

confortably numb

confortably numb by José Badás
confortably numb, a photo by José Badás on Flickr.

Confortably numb¡¡¡¡, un tema de los grandes, no ya de el Muro, sino de toda la discografía de Pink Floyd; con un solo de guitarra al final casi humano......impresionante.


Pink yace en su cuarto y su mundo, dominado por las drogas y su aislamiento; en su delirio sueña consigo mismo de niño, recordando algunas decepciones y momentos de enfermedad. Pequeños hechos que le fueron marcando.

bring the boys back home

bring the boys back home by José Badás
bring the boys back home, a photo by José Badás on Flickr.

El Pink adulto rememora cómo de pequeño iba a la estación de tren a recibir a los combatientes con la esperanza de encontrar a su padre, aun sabiendo en su fuero interno que eso no iba a pasar.

vera

vera by José Badás
vera, a photo by José Badás on Flickr.

Vera (Lynn) era una cantante famosa en Inglaterra durante la II Guerra Mundial. Pink siente nostalgia de su infancia y tristeza al recordar a su padre muerto evocando en su memoria aquellos tiempos.


Una canción preciosa que refleja magistralmente esos sentimientos.

nobody home

nobody home by José Badás
nobody home, a photo by José Badás on Flickr.

Seguimos con la serie, "Nobody home". Pink, a pesar de ser una estrella del rock y tener al alcance todos los lujos que quiera, el hecho es que aquello que únicamente desea y necesita, su ex-mujer ya, le ha olvidado y no contesta al teléfono.

is there anybody out there?


En palabras del propio Waters, esta canción de sólo una frase, era necesaria para mostrar el estado de aislamiento al que había llegado Pink.

Is there anybobody out there?
¿Hay alguien ahí fuera?

hey you

hey you by José Badás
hey you, a photo by José Badás on Flickr.

Comienza la segunda parte, y vaya comienzo. Esta es seguramente la mejor canción del album, con una letra buenísima y una música brutal.

Pink se da cuenta del muro que ha construído alrededor y busca, suplica, una salida.

goodbye cruel world

goodbye cruel world by José Badás
goodbye cruel world, a photo by José Badás on Flickr.

Y con esta se termina la primera parte. Pink se despide, muere tal como era para convertirse en otra persona dentro de su muro y que veremos a lo largo de la segunda parte.

another brick in the wall III


Penúltima foto de la primera parte. El muro se cierra y Pink está a punto de morir tal como era hasta ahora; los "ladrillos-traumas" que ha ido colocando a su alrededor se han acabado hasta quedar encerrado en su propio nuevo mundo.

dont leave me now

dont leave me now by José Badás
dont leave me now, a photo by José Badás on Flickr.

Undécima entrega. En la película esta canción tiene una de las mejores escenas, mezclando realidad con animación con un Pink totalmente alucinado, incapaz de asumir la pérdida de su mujer.
Sin embargo la letra de la canción habla más de desesperación.

one of my turns

one of my turns by José Badás
one of my turns, a photo by José Badás on Flickr.

Seguimos con la serie, décima canción de El Muro. Cada vez está más cerca el momento en el que Pink terminará su muro; el abandono de su mujer le está trastornando gravemente, y en en esta, como en la anterior, y en la siguiente, Waters se centra en este hecho mezclando sentimientos de amor y odio.

young lust

young lust by José Badás
young lust, a photo by José Badás on Flickr.

Novena canción de El Muro. Con el texto de la letra y la foto es suficiente como explicación.

I am just a new boy,
stranger in this town.
Where are all the good times?
Whos gonna show this stranger around?
Ooooh, i need a dirty woman.
Ooooh, i need a dirty girl.
will some cold woman
in this desert land
make me feel like a real man?
Take this rock and roll refugee.
Oooh, baby set me free.
Ooooh, i need a dirty woman.
Ooooh, i need a dirty girl.
No soy más que un muchacho nuevo
un extraño en esta ciudad.
¿donde están los buenos tiempos?
¿quien va a enseñarle todo al extraño?
Ooooooh necesito una mala mujer
ooooooh necesito una mala muchacha
¿podrá alguna fría mujer
en esta tierra desierta
hacerme sentir un hombre de verdad?
Toma este refugio de rock and roll.
Ooooooh pequeña, libérame
ooooooh necesito una mala mujer
ooooooh necesito una mala muchacha.

empty spaces

empty spaces by José Badás
empty spaces, a photo by José Badás on Flickr.

Pink ya sabe que su mujer le ha dejado por otra persona; en la película la canción es una animación genial en la que se mezclan sentimientos de deseo y destrucción como si se tratara de una mantis religiosa, odio y deseperanza, muriendo un poco más y colocando un nuevo ladrillo.

goodbye blue sky

goodbye blue sky by José Badás
goodbye blue sky, a photo by José Badás on Flickr.


Séptima canción del disco. La guerra y el recuerdo de su padre vuelven a resurgir en la mente de Pink.

El uso de nuevo de la palabra "blue", jugando con sus significados de azul e inocencia, le sirve a Waters para marcar el momento en el que Pink abandona el mundo sobreprotegido de su madre, seguro e inocente, para andar su camino, directo a las drogas, el sexo y el dolor, llegando a convertirse en un dictador en su propio mundo.


"Las llamas se extinguieron hace mucho
pero el dolor perdura".

mother

mother by José Badás
mother, a photo by José Badás on Flickr.

Sexta fotografía de "El Muro" y una canción con una letra genial y una interpretación por parte de Roger Waters y David Gilmour para los anales de la historia de la música.

La madre de Pink, angustiada por la muerte de su marido, vuelca todos sus temores y sentimientos de protección sobre su hijo; convirtiéndole en el futuro en una persona indecisa, débil e incapaz de mantener a flote su matrimonio, tal como podemos ver en las escenas de la película.

Se mezclan sentimientos de ternura y añoranza del calor de mamá con cierto deje de rencor por la cantidad de ladrillos que la sobreprotección le proporcionó a Pink. Todo esto se percibe magistralmente en las dos voces a lo largo de los cambios que va sufriendo la canción en el texto y la música.

another brick in the wall II


Quinta entrega de el Muro, complementaria de la anterior y la canción más conocida de este disco. Una dura crítica al sistema educativo de entonces en la que se puede ver como un profesor sometido a la voluntad de su mujer, descarga su rencor sobre los alumnos burlándose de ellos.


En la película se puede ver como el profesor de Pink se burla de un poema escrito por él. También podemos ver como el alumnado desfila como un rebaño dócil, anónimo y sin personalidad camino del matadero para convertirlos en carne picada.

Finalmente, esta represión se convierte en una auténtica rebelión con los alumnos quemando el colegio y se adivina que también al propio profesor.


En la vida de Pink significa la puesta de un nuevo ladrillo en su muro particular.

the happiest days of our lives

the happiest days by José Badás
the happiest days, a photo by José Badás on Flickr.

Aquí, junto con la siguiente canción, Pink comienza a poner otro ladrillo más en el muro. En este caso se trata de la educación recibida en el colegio; la letra de la canción habla por si sola.

another brick in the wall I


Tercera entrega, y una de las más tristes. Pink se da cuenta de que no tiene padre, muerto en la II Guerra Mundial, mezclándose sentimientos de amor y odio, dando paso a la construcción del muro poniendo este primer ladrillo.

Si nos atenemos al texto de la canción vemos que por un lado, al principio, se expresa el deseo de Pink por su padre, para a continuación expresar rabia por su ausencia y finalmente dar el paso de comenzar a construir el muro.

En la película vemos cómo su madre lo deja en el parque, solo; y cómo Pink intenta que el padre de otro niño sea su padre. Ante el rechazo se sienta solo en un columpio, dándose cuenta finalmente de que no tiene padre.

Lo dicho, si el disco en general es depresivo, esta canción es una de las abanderadas de la tristeza.

the thin ice

the thin ice by José Badás
the thin ice, a photo by José Badás on Flickr.

En esta canción se expresa el contraste entre la inocencia de un niño (Pink de pequeño) y la dureza de la vida que le espera de adulto. Atención en la letra original al uso de la palabra "blue", que puede significar pureza por el color azul y también tristeza; aquí se utiliza magníficamente con ambos significados confundiéndolos.

in the flesh?

in the flesh? by José Badás
in the flesh?, a photo by José Badás on Flickr.

En esta primera canción "Pink" nos invita a adentrarnos en el mundo, en la vida, a la vez que coloca su primer ladrillo, el trauma que le supone de niño la muerte de su padre en la II Guerra Mundial, víctima de un avión enemigo.