domingo, 21 de agosto de 2011

la senda del perdedor

la senda del perdedor by José Badás
la senda del perdedor, a photo by José Badás on Flickr.

Oí llegar a mi padre. Siempre cerraba de un portazo, caminaba pesadamente y hablaba a gritos. Estaba en casa.
Después de unos momentos se abrió la puerta del dormitorio. Medía casi dos metros, era un hombre grande.
Todo se desvaneció, la silla en la que estaba sentado, el papel pintado de la pared, la pared, todos mis pensamientos.

Era como la oscuridad eclipsando al sol, su violencia hacía desaparecer todas las cosas.
Era todo orejas, nariz, boca; no, podía mirarle a los ojos, sólo era una cara enrojecida de ira.

—Está bien, Henry. Entra en el baño.

:: Bukowski ::

No hay comentarios:

Publicar un comentario